¿Por qué dos personas del mismo signo pueden ser tan distintas?

Muchas veces, nos preguntamos cómo dos personas del mismo signo pueden ser tan distintas, gustarles cosas exactamente opuestas, o tener comportamientos completamente diferentes.
Ejemplos: Si yo quiero ir para allá y el otro quiere ir para otro lado; si a mí me cae bien alguien y, al otro, le desagrada o lo mal interpreta; si a mí me interesa tener determinada experiencia y alguien del mismo signo se siente completamente desinteresado.

Esto que parece un misterio o que, simplemente, muestra a la Astrología como una ciencia ambigua, parece desacreditarla; pero no es así.
En realidad, hay que contemplar muchos más factores a la hora de definir a una persona; por eso, es interesante saber qué otras variables influyen y cuáles son los elementos que nos hacen ser tan diferentes, aunque seamos del mismo signo.

El signo zodiacal y el Sol

El ascendente, nuestro “otro yo”

Un mismo signo y distinto ascendente

El Sol y las Casas astrológicas

Los planetas