Un mismo signo y distinto ascendente

Para corroborar lo que venimos diciendo, veamos algunos ejemplos típicos. El primero corresponde a un signo fuerte con un Ascendente fuerte, y el segundo, al mismo signo con un Ascendente suave. El segundo es inverso, un signo débil con un Ascendente fuerte, frente a otro más débil.

Un Leo con Ascendente en Aries

Será una persona de carácter fuerte, se mostrará seguro, hará valer sus ideas y querrá aparecer en todos lados, empezar primero, competir y ganar. El elemento Fuego de su signo, sumado al de su Ascendente, hará ser a esta persona mucho más luchadora y emprendedora que un Leo con otro Ascendente.
No podrá ocultar nada de lo que le pase, quiera o sienta. Su manera de ser es extrovertida, agresiva y muy creativa. Tenderá a relacionarse con gente de carácter, asumirá riesgos y siempre destacará. Vivirá experiencias muy movilizantes y, posiblemente, tenga enemigos, peleas o genere malos entendidos. Le gusta vivir la vida intensamente, es poco previsor y muy pasional. Sin embargo…

Un Leo con Ascendente en Piscis

Va mostrarse más inseguro, más débil y sensible, dubitativo, permeable a otras opiniones, perceptivo e, incluso, soñador. No podrá resaltar de la misma manera que lo haría un Ascendente en Aries, ni como el mismo Sol en Leo, quien le pide un protagonismo absoluto. Lo conseguirá dando más vueltas a las cosas.
Por un lado, será más sutil, más integrador, más contemplativo con otras personas, así como solidario, y tendrá una manera de relacionarse mucho más mágica. No será tan ególatra, pero no hay que olvidarse de cuál es su esencia.
La energía de Leo tendrá que manifestarse de alguna forma; lo importante es comprender que la manera y las estrategias para llegar hasta su Sol pueden ser distintas.
Por otra parte, influirá además en el tipo de relación que establezca con los demás. Leo con Ascendente en Aries será impetuoso y autoritario, mientras que si tiene Ascendente en Piscis, será más tolerante con el otro. Vivirá mucho más conectado con su parte interior, sus sentimientos profundos y, a la vez, será más inestable, emotivo, y muy intuitivo y espiritual. Sentirá como si se le escaparan las cosas de las manos, no podrá controlarse y será poco realista.
Arte, actividades sociales, creatividad y espiritualidad serán los caminos que deberá recorrer hasta llegar a lo más profundo de su alma; de otro modo, no será él mismo.
El ejemplo inverso sería el de alguien de un signo solar más dúctil y suave, de emociones más tranquilas, con un Ascendente fuerte, como:

Un Libra con Ascendente en Capricornio

En este caso, la energía que emanará será la de alguien mucho más concreto y práctico y, si fuera…

Un Libra con Ascendente en Escorpio

Sería mucho más emocional y controlador, y no se notará tanto esa ductilidad y amabilidad de su Sol en Libra. Vivirá todo intensamente, se manejará por sensaciones y por temas afectivos y subjetivos, necesitará controlarlo todo y reconocer su parte más débil que, por otro lado, terminará siendo su mayor virtud. Es decir, logrará convivir con su sombra.
Seguramente, las experiencias que viva en su vida serán más escorpianas, ligadas con asuntos conflictivos, de mucha dependencia, de valores de peso, y poco relacionados con Libra.
En algún momento, ese Sol en Libra deberá destacar con su brillo de alguna manera, pero el camino no será tan obvio como parece.

¿Por qué dos personas del mismo signo pueden ser tan distintas?