Venus en Géminis

El individuo con Venus emplazado en Géminis en su carta astral tiende a vivir sus sentimientos con cierta ligereza, sin ser por ello infiel.
En realidad, le gusta entregarse a los juegos del amor, flirtear, gustar, ser encantador o vivir relaciones que le permitan no comprometerse totalmente y aprovecharse así de este don que tiene de ser a la vez actor y espectador privilegiado de sus emociones cambiantes y de las reacciones que suscita. Casi siempre se busca en la mirada del otro. Es más hábil en hacerse querer que en querer.
Racionaliza sus sentimientos y emociones hasta tal punto, que a veces le cuesta entregarse. Esconde profundas frustraciones afectivas bajo una apariencia de despreocupación.
Palabras clave: sentimientos múltiples, emociones cambiantes y variadas, gusto por el juego amoroso, encanto, necesidad narcisista de gustar y ser amado, susceptibilidad, falta de escrúpulos.

Volver a Venus en los signos