Hombre Cáncer Mujer Tauro

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Tauro y un hombre Cáncer?

Al hombre Cáncer le gusta que lo mimen como a un bebé y a ti te encanta malcriar a un hombre. Aun así, ninguno de los dos caerá en la tentación del amor a primera vista. Antes de entregar tu amor, pretenderás que tu admirador te brinde pruebas suficientes de sus sentimientos e intenciones. Desde ya, que el hombre Cáncer no se apresurará en nada, menos en algo que tenga que ver con sus emociones. Después de días, semanas o hasta meses, convencida de sus virtudes y su sinceridad, te arrojarás a sus brazos. Como estás predestinada a saber qué es lo que un Cáncer desea, te encontrarás ante un amante singular y persistente. El tardará en decirte con palabras lo que siente, pero tú eres intuitiva y adivinarás cómo se siente con sólo mirarlo a los ojos. Pueden llegar a una relación casi perfecta, pero no se salvarán, como todas las parejas, de algunas contrariedades. El hombre Cáncer estará ligado a su madre, a la que su inconsciente no le perdona que haya dejado de amamantarlo, y esto le desata un gran amor o un gran rechazo hacia la imagen femenina.
De estas reacciones dependen, a veces, sus conductas, porque puede tener momentos en que odie a su madre y a todas las mujeres, incluso tú, o que las ame incondicionalmente, incluso a ti. Pero tú eres una mujer de carácter y sabes poner límite a las divergencias confusas de Cáncer. En el fondo, esta actitud tuya de autoridad, le recuerda a su madre y le gustará que sigas ejerciéndola. Pero, en general, eres tan buena en la cocina, haciéndote tu propia ropa y economizando, que él sentirá que eres la imagen femenina ideal, la de la madre buena y virtuosa.
Su relación sexual será ideal porque son armónicos el uno para el otro. Tú eres cariñosa, tierna y directa, lo mismo que él, aunque siempre se mostrará más complicado. Un Cáncer necesita, mediante la relación física, esa protección que tú le brindas capaz de enjugar sus lágrimas, sin preguntarle qué las motiva. Y aunque él puede ser más fantaseóse en la intimidad, tu total entrega es lo que más lo apasiona.
Tienen tendencia a lastimarse inadvertidamente y a transformar en callado rencor el dolor sentido en ese momento. No pelearán ni gritarán, pero responderán con una frialdad creciente y peligrosa, lo que no fue más que un malentendido. Ya que son tan prácticos, eviten la distancia espiritual que los priva de compartir placeres y busquen la reconciliación. Y sí, deberás dar el primer paso, utilizando tu profunda paciencia, brindada por Venus, tu planeta regente. Te bastará con esperar el próximo cambio de Luna, regente de él, y sonreírle mirándolo a los ojos, mientras le susurras simplemente que lo amas. Te aseguro que se arrojará a tus brazos, tan aliviado o más que tú. Es en estos momentos cuando Cáncer suele utilizar su maravillosa percepción y darse cuenta que tú eres más receptora del afecto físico que de las formas verbales. Te tomará fuertemente entre sus brazos, cada vez que llegue a casa, y te dará un largo beso de película. Sentirás que su corazón es el nido donde debes acurrucarte.