Las mujeres Cáncer del segundo decanato y la profesión

Obtiene unos recursos energéticos de sus emociones, que pueden llegar a ser sorprendentes, no porque sean espectaculares, sino porque le dan mucho aguante y resistencia ahí donde se la considera débil o frágil.
Al fin y al cabo, una de sus cualidades más apreciadas en el marco de sus ocupaciones habituales -aparte de su imaginación práctica, valga la expresión, es decir, su capacidad por encontrar soluciones concretas a problemas sencillos, de su espíritu abierto y de su curiosidad por las cosas del pasado que han sido olvidadas y que es capaz de actualizar-, es este don totalmente natural, puesto que forma parte integrante de su personalidad y no tiene nada de inquietante, que le inspira presentimientos y premoniciones que suelen ser muy acertadas. Así pues, prever es casi una segunda naturaleza en ella y es lo que le permite protegerse.