Los hombres Cáncer del primer decanato y la profesión

Su carácter y su comportamiento muestran una gran sensibilidad, que él vive más o menos bien puesto que no puede evitar sufrir determinados estados, así como determinados sentimientos, que experimenta hacia todas las personas con las que entra en relación y, por consiguiente, con las que está en contacto en el marco de sus actividades.
Por eso, a veces tiene reacciones pasionales, debidas a que a menudo quiere que las cosas sean más sencillas de lo que son en realidad. La mínima complicación, pues, puede cobrar en él proporciones desmesuradas, por no haberla anticipado ni considerado detenidamente. Asimismo, a veces puede ser víctima de un lío de intrigas, cuyo origen se halla en él mismo, pues, ingenuamente, cree a pies juntillas todo lo que se le dice o se le confía. En cambio, posee muy buenas aptitudes pedagógicas y cuando sus tareas o sus empresas le motivan realmente, se entrega en cuerpo y alma.