Los hombres Cáncer del segundo decanato y la profesión

Se trata de un hombre que tiene un carácter enérgico, cuyo valor, resistencia y tenacidad nunca hay que subestimar, puesto que cuando cree en lo que hace, o cuando tiene la voluntad de alcanzar un objetivo o cumplir una ambición, jamás cede. Además, no se puede negar que tiene una gran voluntad, o que no está siempre dispuesto a entregarse a fondo a sus actividades.
Por eso, aunque en su vida íntima normalmente es prudente y hogareño, nunca duda en dar un paso o en viajar siempre que sea necesario, cuando sus ocupaciones le llevan a ello. Por otro lado, al ser un hombre serio por naturaleza, tiende a hacer reflexiones profundas, incluso meditaciones, y siempre aprende de sus experiencias, por lo que alcanza cierta madurez.
De tal modo, cuanto más avanza en edad, más le aprecian las personas que frecuenta en su medio profesional por sus eventuales buenos consejos o, aveces, por su presciencia.