Madre Cáncer e hijo Escorpio

Sí es un niño, no necesitan hablar para comprenderse.

Entre ellos la transmisión de pensamiento funciona como por arte de magia. Y al igual que los vasos comunicantes, cuanto más se angustia por él, tanto más él le demuestra de lo que es capaz.

Si es una niña, adora a su madre, pero resulta muy crítica con ella, puesto que es mucho más lúcida e instintiva.

Aunque los dos papeles pueden invertirse, ya que la madre necesita mucho a su hija.

Volver a Cáncer