Madre Cáncer e hijo Piscis

Si es un niño, ambos se encuentran en un universo de ternura y dulce complicidad.

Pero al protegerlo demasiado, no le está haciendo ningún favor. Al contrario, debe esforzarse en inculcarle cierta disciplina y rigor.

Si es una niña, se aman de forma tierna e infinita. A veces, la hija da la impresión de no poder hacer nada sin su madre, lo que puede resultar pesado para esta última, aunque sin embargo no hace nada para que esto cambie.

Hay que decir que, tanto a una como a otra, les cuesta mucho convertirse en adultas.

Volver a Cáncer