Padre Cáncer e hijo Escorpio

Si es un niño, experimentan uno respecto al otro sentimientos muy profundos, pero complejos.

La desconfianza del padre se convierte en agresividad contenida y provocación en el hijo, que nunca es víctima de las debilidades de los demás y que además aprovecha en su beneficio.

Si es una niña, viven una gran historia de amor.

Ella ejerce un gran poder de seducción e incluso una especie de fascinación sobre su padre, que no sabe negarle nada.

Volver a Cáncer