Padre Cáncer e hijo Tauro

Si es un niño, a menudo padre e hijo son cómplices, demostrando por naturaleza cierto apego a los bienes materiales y un sentido innato, muy complementario, de la preservación de su seguridad y su bienestar.

Si es una niña, él actúa como un afectuoso padrazo, pero seguramente ella no resulta la más infantil; puesto que a menudo se muestra más realista que el padre.

En todo caso, tienen la misma inclinación hacia la glotonería y la comodidad.

Volver a Cáncer