El carácter de Capricornio (I)

Todos sus problemas de salud parecen surgir del pesimismo y la melancolía y gradualmente pueden entrar en un estado morboso, del cual surgen numerosas dolencias que parecerían tener su origen en el trastorno del simpático del aparato digestivo. Su mejor medicina es la esperanza y el ambiente optimista; el cambio de lugar y de ambiente es esencial para ellos cuando ceden a su más grande enemigo: la tristeza.
Muchos de los nacidos en Capricornio se levantan en la vida mediante su propio esfuerzo y su mérito personal, y adquieren riqueza a través de su trabajo constante y paciente.
Efectivamente, muchas veces hay mucha riqueza relacionada con este signo, y algunos de los más grandes aristócratas han nacido entre las fechas mencionadas al principio. Triunfan en todos los negocios con tierras y edificaciones, y son los que mejor se adaptan a las labores generales y prácticas vinculadas con la tierra, como, por ejemplo, la agricultura. Son buenos investigadores, científicos y escritores, y en cualquier vocación donde se requiera constante aplicación y laboriosidad, son las personas que triunfan. Tienen grandes ambiciones y son capaces de suscribir contratos muy grandes con buen éxito. Tienen buenas condiciones para ser constructores, tapiceros, diseñadores y decoradores. Los Capricornios son ideales para los grandes negocios, las empresas complicadas y las iniciativas gigantescas.
Podríamos resumir el carácter de las personas nacidas en este signo diciendo que son auténticos individuos saturninos. Varían desde todo lo que sea gélido, limitado y desierto, hasta la serena, refrescante y contemplativa meditación de las cosas divinas. Muchas personas nacidas en este signo favorecen una religión concreta o ceremonial, y siempre son más o menos ambiciosos, y tratan, de una u otra forma, de desplegar su independencia. Si bien es cierto que muchos de los nacidos en este signo imitan la humildad, hay entre ellos algunos de los caracteres más fuertes, capaces y dispuestos a servir al mundo para ganar ventaja de éste.
Al estudiar a Capricornio debemos aprender mucho de la raza que, según se afirma, se encuentra bajo su influencia: los hindúes. Entre estas personas también tenemos gran servilismo, y entre las castas inferiores, una humildad misérrima realmente desalentadora para quienes pueden comprender de qué grandes alturas han caído. En común con los demás signos de la tierra, los nacidos en Capricornio pueden ser extraordinariamente egoístas, pero su virtud radica en la paciencia, la contemplación y la reflexión. La naturaleza inferior o destino de este signo es el servicio.