Hombre Capricornio Mujer Escorpio

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Escorpio y un hombre Capricornio?

Los dos serán prácticos con respecto al amor y todo lo demás. Se casarán legalmente, tendrán una casa ordenada y respetarán sus introversiones. Estarán constantemente ocupados en adquirir muebles, ropas, autos o verduras, cuyo precio esté acorde con la calidad. Ante la primera grieta que aparezca en su pareja, la reforzarán de inmediato. Tanto la Cabra como el Escorpión repararán toda avería antes de que se convierta en una amenaza de su armonía. Tienen paciencia, voluntad y perseverancia inagotables, que provienen de la fuerza combinada de sus regentes, Plutón y Saturno. Sabemos que el hombre de Capricornio, jamás extrovertido, hará siempre lo que se le antoje, pase lo que pase. Y de alguna manera tú también, pero combinarán sus deseos para que no existan conflictos.
Los astrólogos aseguran que Escorpio es un hipersexual, decidido a seducir. Le preocupa mucho hasta violar, en el mejor sentido del término, a cuanta mujer encuentra en su camino, pero olvidan aclarar que sus ideas con respecto al amor y el matrimonio son cabalmente anticuadas.
Algunos hombres de este signo de Escorpio pueden caer temporariamente en las drogas y el alcohol. Pero el hombre Capricornio nunca perderá lo que la gente piensa de su imagen y en esto también se asemeja a ti. Tampoco tú, como él, dejarás que se noten tus emociones. Al encontrarse, llevan puestas sus máscaras y sólo después de un tiempo, en que ganaron una confianza recíproca, se las quitan. Entonces, podrán confesar que se aman y unirse sexualmente con gran fogosidad, pero luego volverán a colocarse sus máscaras para defenderse del mundo. Plutón rige la muerte, el nacimiento, la regeneración, la reencarnación y la adopción. Saturno rige todos los temas que tienen que ver con los muertos, el rigor consigo mismo, la autodisciplina y el deber.
Ambos planetas se relacionan con con secretos largamente guardados, con aflicciones del pasado que tanto Capricornio como Escorpio experimentan recíprocamente. Es este pasado en común, el que los vincula fuertemente. Debajo de su aparente ambición y falta de emociones, tu corazón siente un gran anhelo de afecto. Por eso te conmueven las obras de arte, tendencia que el hombre de Escorpio capta y despierta en él, fervientes deseos de amarte y protegerte. Además, eres leal y honesta. La atracción sexual les nace de una soledad habitual que los inclina a la necesidad de buscar seguridad emocional en la presencia del otro. El te enriquecerá con su apasionada devoción, porque intuye tus deseos secretos, y durante el acto sexual ambos sentirán que vuelven a ese lugar seguro y familiar que tuvieron en algún momento de su infancia. Evita que cada acto de la vida en pareja se vuelva rutinario. Anímalo a una ducha fría, a los viajes exóticos, a acostarse a distintas horas por la noche, a despertarse sin premuras, a encender todas las luces, a comer en restaurantes de origen japonés, italiano, chino o francés, a intercambiar regalos extravagantes. Elijan la libertad, que es más importante que un premio Nobel, porque los hará eternamente felices.