Hombre Capricornio Mujer Sagitario

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Sagitario y un hombre Capricornio?

A ti te gusta la sinceridad, y este hombre la ejercerá por completo. Pero admitamos que eres confiada y alegre, y estás segura de que la Cabra te ama más que a nada en el mundo, lo que puede ser totalmente cierto, pero mi deber es advertirte que nunca serás lo más importante en su vida: lo será su familia. Y lo será, aunque conformen las personas más buenas del mundo o las más intolerables. No se quedará viviendo en la casa de sus padres, pueden incluso mudarse a otra ciudad diferente pero, lejos como cerca, es tan difícil conseguir que este hombre corte su cordón umbilical con su familia, que es capaz de renunciar a todo, incluso a ti, por conformarlos, aunque se transforme en un amargado y llore por ti toda su vida.
Para ti, independiente Arquera, tu familia te parece formidable y la consideras un grupo que conviene tener cerca cuando es necesario solicitarles algún préstamo, o no tengas dónde ir a vivir, o necesites cuidado si te enfermas, pero soltaste las amarras pronto en busca del canto de las sirenas. Lo más sano es alcanzar tu independencia, como los pájaros, que lo hacen muy pronto. Esto a un capricorniano le resulta absolutamente espantoso e insensible. ¿Qué será de los padres sin el hijo que los asista? Además, veras que es tierno y galante, aunque decididamente anticuado.
Le gustará tomarte en brazos, llevarte a un bosque y seducirte junto a un lago, precisamente a la luz de la luna. Se preocupa de lo que piensan los demás, por eso son discretos y callados. Pero es un romántico empedernido, aunque al comienzo se muestre tímido.Pero tú te prenderás desde un primer momento de su madurez emocional que representa la cualidad que más necesitas de un hombre y posees el mérito natural de comprenderlo. Controla tu tendencia a hablar directamente, sin la más mínima delicadeza, cuando te ves impelida de aclarar un situación. Hay formas más dulces que tu inteligencia puede dictarte para no ser ofensiva.
No lo trates de tacaño, más bien “demasiado ahorrativo” que le resultará más simpático. Es un hombre que puede modificarse por conservar tu amor. No olvides que si parece frío es porque teme exponer sus emociones: podrían destruírselas y tú puedes hacerle añicos el corazón con un par de frases.
Eróticamente, hay en ambos una mutua compulsión de tocar, un poderoso sentimiento de curiosidad que les desata una poderosa atracción sexual. Buscan, fervorosamente, poseerse. El tendrá que poner imaginación y tú, paciencia para que esta pasión inicial continúe.
Tal vez logres enseñarle que no se duerma tan rápidamente después de hacer el amor, a la vez que él persuadirte de evitar un flechazo doloroso en los segundos de más voltajes emocional.
A Saturno, su regente, le gusta imponer reglas muy estrictas y a Júpiter, el tuyo, exagerar las alegría y las rabias. Pero ninguno de estos dos planetas es débil ni aburrido. El hombre Capricornio necesita fama y éxito, y si esta ambición no le es dada, buscará tu admiración y reconocimiento por cada uno de sus logros. De esta necesidad de resaltar, no siempre satisfecha o manifestada, nace el desencanto consigo mismo que muestra por momentos. Cuando se sientan melancólicos porque sus sueños tardan en convertirse en realidad, viajen a un lugar exótico, diferente, nuevo, que les renueve la magia.