Las mujeres Capricornio del primer decanato y el Amor

Se trata de una mujer que tiene los pies en la tierra y la cabeza sobre los hombros.

En general, desde su más tierna infancia sabe lo que quiere, lo que le espera y cómo orientará y organizará su vida.

Esta madurez precoz, más que dar seguridad, inquieta a su entorno familiar, que, paradójicamente, la encuentran demasiado seria y reflexiva, reprochándole a veces una falta de fantasía o de sencillez.

Pero ella es así, y no le gusta que la sobresalten ni la sorprendan desprevenida.

Quiere ser dueña de sus elecciones, deseos, sentimientos, cultiva un gran sentido común y un pragmatismo que, a pesar suyo, a menudo la induce a poner su miradaen un hombre mucho menos maduro y realista que ella, de carácter un tanto infantil o irresponsable, al que protegerá y estimulará, cuando no se responsabilizará de él moralmente, pero que la reconcilia con una parte sí misma, sensible e inocente, que siempre aspira a encontrar.