Las mujeres Capricornio del primer decanato y la Amistad

Su carácter reflexivo, serio y recto, la convierte en una mujer cuya presencia de espíritu, dominio de sí misma, seriedad y constancia son muy apreciadas.
Es cierto que tiene una mente lógica, bien construida y una especie de sentido práctico que le confiere sólidas y profundas raíces, bien ancladas en la realidad material. Así pues, es lúcida y tiene una mirada sintética sobre los seres y la vida, y no se deja engañar ni por ella misma ni por los demás. En cambio, no juzga ni rechaza los demás, e incluso siente la necesidad de obtener su amistad.
Le gusta trabar amistades, que tengan cierta fantasía e incluso cierto candor, a las que poder prodigar buenos consejos. A cambio, ella recibe un poco de frescura de sentimientos que la ayuda a dejarse llevar más fácilmente por sus allegados. Pero no puede evitar alimentar un oscuro sentimiento de superioridad, que se basa en sus certezas o una especie de madurez innata, que a veces engendra ciertas discrepancias con sus amigos, a su pesar.