Las mujeres Capricornio del primer decanato y la profesión

Es muy organizada y, tanto en su vida cotidiana como en el marco de sus ocupaciones, no deja nada al azar.
Esto no significa que utilice sus intuiciones o su imaginación; puesto que necesita un poco de fantasía, aunque, a fin de cuentas, siempre sean su mente lógica y su carácter razonable los que tengan la última palabra.
Ciertamente no es muy expresiva; pero resulta muy agradable trabajar en su compañía, por la simple razón de que tiene un sentido innato de la responsabilidad, de que siempre cumple su deber sin poner mala cara y está muy capacitada para sacar el mejor partido de todos los elementos de que dispone y de todas sus cualidades.
Así, sin intentar necesariamente ponerse al frente, y sin espíritu de competición, da ejemplo de forma natural o bien se encarga de todo. Da gusto verla actuar y seguir sus consejos.