Las mujeres Capricornio del segundo decanato y el Amor

Quiere mostrarse más seria, reflexiva y creíble de lo que es en realidad. No es que sea superficial, puesto que no es su estilo, pero suele tender a creerse incomprendida o, para ser más exactos, subestimada o desvalorizada por los demás.

Intenta demostrar, pues, que es inteligente, brillante, competente, que tiene razón, en fin, que la debemos tener en consideración.

Para ello, es capaz de mostrarse muy valiente, y a veces incluso sacrificar algunas cosas importantes en su vida.

Pero luego no debe convertirse en una caricatura de mujer dispuesta a todo para satisfacer sus ambiciones, a riesgo de pasar de largo ante lo que, en el fondo, constituye lo esencial de sus preocupaciones: el amor, su familia y sus hijos.

En efecto, si se muestra tan dura consigo misma, suele ser porque teme dejarse llevar por su gran sensibilidad inhibida, su necesidad de ternura y comprensión, que ella toma erróneamente por debilidades.