Madre Capricornio e hijo Capricornio

Si es un niño, aunque se trate de la madre, a veces se siente como una niña al lado de este niño y más tarde este muchacho, cuya madurez precoz la sorprende y siempre la sobrepasa.

A veces se ve reflejada en él y hay que decir que no se equivoca.

Si es una niña, por supuesto ambas se parecen sorprendentemente, si no físicamene, al menos moralmente.

Y sin embargo, resultan muy distintas porque la segunda normalmente es más sensata, razonable y lúcida que la primera.