Madre Capricornio e hijo Escorpio

Si es un niño, en las relaciones que mantienen se da una gran complicidad y muchos secretos o misterios.

No se dejan engañar entre sí, ni pueden traicionarse.

Del mismo modo, a los demás les cuesta engañarles.

Si es una niña, comprende a su madre sólo a medias y se inspira en su lucidez mental para elaborar su propio espíritu lúcido e instintivo.

Con el paso de los años, la hija a menudo se convierte en la mejor amiga de su madre.