Padre Capricornio e hijo Aries

Si es un niño, el hijo es impulsivo y extravertido del mismo modo que el padre es lúcido y frío.

Sin embargo, esta mezcla de orgullo y susceptibilidad le viene del padre, aunque es más audaz y menos sensato.

Si es una niña, transmite al padre esta chispa y este amor espontáneo hacia la vida de los que él se priva a fuerza de ser serio y responsable.

Se enfrentan, pero se tienen una gran estima.