Padre Capricornio e hijo Escorpio

Si es un niño, se inspira en la capacidad de discernimiento de su padre para desarrollar su espíritu lúcido y penetrante.
Pero, asimismo, resulta tan ambicioso como su padre y da prioridad más bien a sus cualidades instintivas, en detrimento de la razón.
Si es una niña, se le parece mucho, al menos intelectualmente.
En lo restante, se desmarca de su padre, siendo más instintiva, apasionada y corriendo más riesgos que éste, aunque sin rechazarle totalmente.