Padre Capricornio e hijo Leo

Si es un niño, huelga preguntarnos a quién ha tomado como modelo ideal para forjarse su orgullo y sus ansias de supremacía.

Ambos son ambiciosos. Pero, evidentemente, el hijo tiene mucho que aprender de su padre.

Si es una niña, quiere ser justamente la hija digna de su padre.

Esta es su ambición y casi siempre la consigue, imponiendo su voluntad con tal brillantez, que su padre no puede sino ser seducido.

Así pues, muy pronto mantienen una relación de igual a igual…