Signo Capricornio: nacidos el día 3 de Enero

Esta jomada de la constelación de Sagitario también tiene especiales connotaciones en la suerte y personalidad de los sujetos.

En primer lugar hay que tener en cuenta que se mantienen los influjos de la estrella Nunki y, en segundo lugar, que empiezan a notarse los efectos intensos de la estrella Ascella, también de la misma constelación. Así, no debe sorprender que los nativos de esta fecha marchen tras empresas, objetivos o ideales casi imposibles, alejados de la realidad o pertenecientes a otros mundos o planos.

El carácter es combativo y de instinto guerrero, lo que les permite enfrentarse con las situaciones más conflictivas, adversas o misteriosas. Sirven más para guiar al prójimo que para acatar las directrices de otros. Por lo común, marchan a contracorriente de la masa. Incluso puede haber un sentido espiritual o de renuncia al boato de la vida y dominar una necesidad religiosa de entrega a la comunidad doliente o necesitada.

Pero, en otro plano, también pueden sublimarse sentimientos y deseos hacia lo artístico, musical, letras, arqueología, filología, historia, etc., ya que a la inclinación innata por lo misterioso y enigmático se añade mucha paciencia y tesón para alcanzar los estudios u objetivos propuestos.

Existe capacidad para aislarse, imbuirse en un trabajo, quehacer o investigación y vivir otra vida imaginativa. Además de cierta dosis de introversión, hay una tendencia innata a la melancolía, al pesimismo y a la tristeza.

Una vez que las personas nacidas el día 3 de Enero han descubierto que pueden comprometerse con una causa sin perder su identidad, su personalidad es tan poderosa que no tienen problemas para influir en los demás y ganar contra todo pronóstico. Su destino es mostrar a los demás que lo imposible es posible y que la determinación puede dar resultados notables.

Personajes del 3 de enero: el escritor, filólogo y narrador fantástico británico J. R. R. Tolkien; el arqueólogo belga Franz Cumont, y el director de cine italiano Sergio Leone.