Sol en Capricornio Luna en Tauro

Aquí tenemos una mente muy persistente, con mucha firmeza y dominio de sí mismo; deseos de elevar y mejorar a los demás, pero con cierto grado de conservadurismo.
Es el más práctico de esa baraja de combinaciones, pues confiere la habilidad de adquirir riquezas y el poder necesario para hacer el bien con ellas.
Si los aspectos son buenos, la combinación es muy afortunada para las posesiones, legados, la prosperidad mundana y la vida social y familiar.
El Sol en Capricornio y la Luna en Tauro genera una naturaleza fuerte pero armoniosa, con buenos sentimientos, paciencia y fidelidad.
Estas características varían según los aspectos.

Volver a Signo Capricornio