El simbolismo del cinco

El número cinco simboliza el tiempo, la continuidad y la evolución. Es el número que complementa a los anteriormente mencionados. En las cartas españolas, el cinco representa a la familia más cercana. La relación con estos parientes puede tener diversos ribetes; veamos cómo los describe el número cinco de acuerdo con el grupo al que corresponde.
Cinco de oros: existe una buena relación con la familia, se generan lazos positivos tanto en el ámbito afectivo como económico. Son personas a las que se puede recurrir al atravesar algún inconveniente de índole material ya que ellos siempre estarán dispuestos a ayudar. Si esta carta aparece invertida, significa que la relación está más basada en lo afectivo y emocional.
Cinco de copas: representa momentos agradables, divertidos, festivos y de mucha socialización. Se percibe un muy buen diálogo con la familia más cercana. Si esta carta aparece invertida, nos indica que la relación es infructuosa porque no está basada en la buena comunicación y confianza.
Cinco de espadas: simboliza la aparición de discusiones, embates y cólera con los parientes más cercanos. Si esta carta aparece invertida, nos señala que hay muchas probabilidades de que seamos traicionados o estafados. Se generan falsas habladurías y comentarios envidiosos que generalmente desembocan en peleas estrepitosas.
Cinco de bastos: la, familia más cercana nos impulsa a llevar adelante determinadas cuestiones o a concretar algunos proyectos personales. Pero el pariente que tiene esta actitud suele llevarla a cabo con demasiada autoridad, haciendo que la persona se sienta algo asfixiada y sometida. Si esta carta aparece invertida, la influencia de los parientes se vuelve ciertamente negativa ya que sus actitudes no tendrán ningún objetivo beneficioso y mucho menos afectivo.

Volver a Cartas españolas