Pregunta acerca del entorno

La mayoría de los expertos en predicciones a través de las cartas españolas coinciden en que cuando un consultante nos pregunta acerca de las personas que lo rodean y de los vínculos que se experimentan, es oportuno consultar por lo menos dos cartas de la baraja. La primera nos indicará a qué persona —y sus características particulares— se está refiriendo la baraja y la segunda nos aportará más datos sobre ella.
Veamos un ejemplo, si la primera carta que se descubre es un As de espadas, nos estará indicando una relación conflictiva y algo agresiva con el padre o con alguna figura de poder y autoridad cercana a la persona que nos consulta. Continuando con este caso hipotético, si la segunda carta que descubrimos es un seis de espadas nos estará señalando la posibilidad de que surjan inconvenientes en el ámbito de la salud debido al estrés emocional que produce el vínculo tan complicado con el padre. En el caso de que alguna de esas cartas corresponda a algún personaje (Sota, Caballero o Rey) será esa la que nos indique cuál es la persona a la que nos referiremos.
Por supuesto, podemos hacer tiradas de tres o más cartas; cuanto más naipes descubramos más información obtendremos sobre la persona en cuestión y su relación con nuestro consultante. Pero es conveniente empezar con dos cartas para ir tomando confianza e incorporar los significados de a poco. Luego podremos arriesgarnos a hacer tiradas más complejas.

Volver a Cartas españolas