Hombre Escorpio Mujer Escorpio

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Escorpio y un hombre Escorpio?

Un hombre y una mujer Escorpio se unen para siempre. También se separan para siempre. Finalmente, se reconcilian siempre. Al tomar una decisión están convencidos de que está asentada sobre bases sólidas. Y cuando cambian de opinión, actúan exactamente de la misma manera. Ambos tendrán que cuidarse de la cólera de Plutón, pero son lo suficientemente precavidos para evitar castigarse, conociéndose tan bien uno al otro. Tendrás que evitar los grandes enfrentamientos.
Uno de ustedes puede ser viudo cuando se conocen o haber estado a punto de morir y piensa que resucitó con algún fin que aún debe descifrar.
Tendrán la alegría de haber encontrado a otro ser con las mismas actitudes y que considera normal excentricidades o actos demenciales que tuvieron que explicar durante años a las otras personas. Plutón también gobierna los misterios místicos, por lo tanto ambos experimentan, mediante el amor, un esclarecimiento en el campo de la religión. Algo místico acerca sus cuerpos y sus espíritus. Al unir el sexo con el amor magnetizan tan maravillosamente sus almas que llegan a una unidad total que sólo experimentan contados hombres y mujeres. Por lo tanto, el sexo, en sus aspectos puros e impuros, será la esencia de la unión de dos Escorpio.
Tendrás que evitar una de las amenazas más grandes que viven como pareja: la tendencia a la venganza o a ocultarse uno al otro sus verdaderos sentimientos por falso orgullo o para no revelar sus puntos débiles. Puede ser que el dolor de la víctima en la venganza o tantos sinsabores acallados termine por romper la relación y ambos busquen, por otros caminos, distintas oportunidades que consideren con menos tensiones. No reprimas tus anhelos durante meses o años, si sabes que bastará con confesarle la verdad. A él, como a ti, le resulta satisfactorio que se lo comuniques todo, hasta lo más hondo de tus sentimientos. Detrás de la máscara de “nada me interesa en absoluto” contra la que se esconde, exulta el miedo al rechazo y el desaire. Nadie guardará con más ternura y lealtad tu secreto que otro Escorpión. Trata de no tentarte y de pedirle dulcemente a él que tampoco se tiente con lo oculto, el control mental, la hipnosis y ciertas drogas. Si logras actuar con espontaneidad se acabarán los recelos con los que suele martirizarte. No critiques su egoísmo ni respondas a su violencia y surgirán de tu hombre Escorpio, como en ti misma, el coraje, la estabilidad y el espíritu protector. Aplica la clemencia y ten en cuenta que no es tan independiente y dueño de sus emociones como simula. Siempre se esconde detrás de su máscara. Deja que la use en público, pero no cuando está entre tus brazos.