Las mujeres Escorpio del tercer decanato y el Amor

Al ser profundamente idealista, intensamente sentimental, pero también sensual y cerebral, sus aspiraciones y sus deseos la llevan, a pesar suyo, a excesos amorosos que no siempre hacen que su vida afectiva resulte muy estable.

Ansia poseer, apoderarse del otro, de alguna forma ser propietaria de su cuerpo y de su alma, entregándose a su vez sin límites. Pero no puede evitar temer ser traicionada o engañada, ni ser desconfiada, incluso sin razón.

Sin embargo, paradójicamente, también se revela muy permisiva y se puede decir que no tiene ningún prejuicio en amor.

Así pues, su comportamiento a veces es desconcertante para aquellos que no la conocen bien, ya que puede dar la impresión de que, con ella, está todo permitido, mientras que en realidad, aunque es capaz de comprender muchas cosas, está lejos de aceptar o tolerar cualquier cosa cuando están enjuego sus sentimientos.

En efecto, jamás hay que olvidar que es idealista y perfeccionista y que no soporta que la decepcionen.