Los hombres Escorpio del primer decanato y la profesión

Tras una calma aparente, hierven sus energías y sus ideas. Incluso fermentan, a veces abrigando explosiones que pueden revelarse muy destructivas cuando se le provoca o se obstaculizan sus ambiciones.
Puesto que, independientemente de su sector de actividades, es un ser ambicioso, lleno de recursos, o también puede ser creador y constructivo, es capaz de cuestionarlo todo o de dejarlo todo si se siente contrariado, vejado o engañado. Es apasionado al mismo tiempo que muy tolerante, incluso permisivo. Se muestra particularmente exigente y exclusivo; su gran capacidad de acción, su resistencia y la beligerancia que demuestra para conseguir sus fines, evidentemente cuando está motivado, son muy apreciadas.
En efecto, sabe mezclar coraje y obstinación sin confundirlos, y ningún obstáculo le parece insuperable y ninguna dificultad le desanima.