Los Hombres Escorpio del segundo decanato y el Amor

Es un ser curioso y paradójico, a veces muy difícil de describir.

Instintivo, impulsivo y muy carnal, entra en contacto físicamente con la realidad, pero está atormentado por una curiosidad que puede hacer su vida amorosa muy agitada, puesto que siente la necesidad de tener múltiples experiencias.

Su naturaleza salvaje le convierte a veces en un ser muy indisciplinado o indomable, permaneciendo flexible, permisivo y totalmente inconformista. Por eso, realmente no ha nacido para vivir una relación de pareja convencional.

Y sin embargo, también tiene sentido de la responsabilidad y resulta perfectamente capaz de superar sus debilidades y moderar su carácter apasionado o excesivo, sobre todo si tiene una vocación o una motivación que requiere lo mejor de sí mismo, o si establece intercambios mutuamente estimulantes y enriquecedores con un ser que le replica, pues ello siempre excita su curiosidad, le asombra y le sorprende.