Madre Escorpio e hijo Leo

Si es un niño, entre ambos se establece una relación de fuerzas.

Mientras el hijo parece tener la última palabra, en realidad la madre ejerce un sutil poder de sugestión sobre él, del que a veces le cuesta deshacerse o prescindir.

Si es una niña, no siempre vive bien dentro del clima familiar, un poco pasional, del que casi siempre su madre es la responsable.

Sin embargo, a pesar de sus diferencias flagrantes, la hija siente estima por su madre y la madre siente admiración por su hija.