Madre Escorpio e hijo Libra

Si es un niño, tiende a vivir a su sombra, pero hay que reconocer que, por varias razones, su presencia es para la madre una bendición.

En efecto, le aporta este sentido de lo bello y de la armonía que la madre tanto necesita.

Si es una niña, solamente una parte de sí misma se lleva bien con todo y para todo con el carácter de su madre; puesto que jamás es tan instintiva ni tan apasionada como la progenitura.

Es más sensata y equilibrada.