Sol en Escorpio Luna en Capricornio

Intensifica el orgullo de Escorpio y confiere fuertes inclinaciones hacia la autoindulgencia, pero con mucha paciencia, perseverancia y resistencia. Suele generar una naturaleza bastante dura, con gran voluntad para hacerse valer y gran fijeza de opiniones y costumbres, y cierta combatividad y agresividad, alternando a veces entre extremos de precipitación y prudencia, liberalidad y misantropía.
Apoyada por posiciones planetarias convenientes, esta combinación puede dar considerable habilidad comercial, con gran agudeza financiera y prudencia en inversiones, o en las compras y ventas. Las ocupaciones más indicadas son soldado, ingeniero, trabajador metalúrgico o algún cargo oficial en organismos públicos. Las cualidades más duras de la combinación pueden ablandarse si hay aspectos beneficiosos con las luminarias.
Cuando haya aspectos malos, el nativo se encontrará fácilmente con discrepancias entre sus hermanos, sus familiares y el público, o puede separarse de los primeros. Tiene mucha habilidad práctica como ejecutivo y puede ser buen gerente o supervisor, u ocupar cualquier puesto que requiera controlar a los demás. Hay ambición respaldada por una gran determinación, y es posible hacer grandes realizaciones. Sin embargo, esta combinación orienta hacia el pensamiento materialista. Produce grandes críticos dramáticos.

Volver a Escorpio