Sol en Escorpio Luna en Piscis

Esta combinación otorga una naturaleza muy inquieta y ansiosa; crea médiums muy fácilmente, pero en muchos aspectos es más bien una combinación un tanto débil para la moral.
La mente tiene ciertas inclinaciones matemáticas, pero hay tendencia al engaño y a la dualidad.
Si otros planetas lo permiten, el nativo es muy afectuoso, de buen corazón, simpático, caritativo y bondadoso, y puede beneficiarse de ver estas cualidades en otros. Si hay aflicción, puede ser muy desgraciado y verse frustrado constantemente; promete más de lo que hace y puede beneficiarse a través de los hijos y los amigos.
Esta posición tiende al misticismo, pero a veces a una religión muy dogmática y sectaria. Incrementa la descendencia, pero hay una ambición insatisfecha y dificultad para elevarse a la esfera propia.

Volver a Escorpio