El carácter de Géminis

Géminis es el primer signo de la triplicidad de aire y el primero de los signos mutables. La triplicidad de aire gobierna las condiciones mentales de la Humanidad, por lo cual encontramos que quienes nacen en este signo viven principalmente en la mente; sin embargo, debido a que este signo pertenece al grupo mutable, son “dualistas”, siendo ésta la característica principal de los signos mutables, pues produce tendencia a expresar dos condiciones y a dejarse influir con mucha facilidad en un sentido o en otro. Este signo gobierna a los pulmones y los brazos, que tienen funciones duales, y las personas de Géminis pocas veces se conforman con una sola ocupación o actividad, y les gusta mucho tener dos cosas entre manos al mismo tiempo. Se acoplan con mucha rapidez al ambiente y, por lo tanto, son notables por su versatilidad. Aunque son muy sensibles, tienen, sin embargo, la habilidad de razonar sus sensaciones y de analizarlas. Les gustan los cambios y la diversidad, y siempre son las personas de las que más se puede depender en los casos de emergencia, pues responden instantáneamente a las exigencias del momento.
Les encanta la variedad de pensamiento y les deleitan todas las actividades mentales, las que a veces llevan a extremos. Parecen hallar un placer especial en dejar sus tareas sin acabar. Empiezan una cosa, la terminan en parte y luego pasan a otra, que también con toda probabilidad habrá de quedar inacabada. Se desempeñan mejor colaborando con otros, porque cuando trabajan unidos con quienes entienden sus peculiaridades, son capaces de grandes realizaciones. Sin embargo, el espíritu de diversidad muchas veces les hace experimentar dos situaciones durante todas sus vidas.
Pueden ser generosos, pero también misántropos; pueden afrontar los obstáculos con valor y firmeza, pero también ser muy tímidos y nerviosos. Son conservadores y progresistas al mismo tiempo, y en general muy dualistas, lo cual hace difícil que los demás los comprendan. Hemos conocido personas nacidas en este signo que han expresado el deseo de estar en dos lugares al mismo tiempo.
En general, las personas de Géminis suelen ser impulsivas, y esto suele decidir el camino que emprendan. Parecen incapaces de soportar cualquier preocupación o ansiedad, que los perturba sobremanera; sin embargo, cuando se los deja elaborar sus propios designios de conformidad con sus métodos peculiares son capaces de hacer mucho trabajo útil; sin embargo, deben entender primero que ellos mismos consisten en muchos comportamientos, por decirlo de algún modo. Cuando cambian sus momentos de trabajo y reflexión, y en realidad, cuando viven una vida de cambios, prosperan muy bien, pero tienen que tener diversidad. Es probable que esto les haga aparecer inconstantes e indecisos ante sus amigos, pero es su forma especial de trabajar y, por lo tanto, está perfectamente bien en ellos. Toda su vida deben esperar impresiones duales y muchos estados de conciencia contradictorios. Siendo muy sensibles, nerviosos y tensos, les sería útil analizar cada uno de los estados de ánimo que experimentan, tratando de no dejarse desviar demasiado por las esferas de pensamiento de los demás. Son ambiciosos, pero se trata principalmente de una ambición mental de refinamiento y de mejores condiciones.

Sigue leyendo >>>