Hombre Géminis Mujer Libra

El equilibrio de Libra sufre un impacto cuando se enamora de este hombre que la invita a viajar por distintos países y horizontes, sin tener otra meta que la del movimiento. Pero la forma especialmente femenina con que expresas tu inteligencia, logrará convencer a un Géminis que un poco de paz no viene mal, mientras comentas a los demás que no sabes cómo se le ha ocurrido a este hombre, tan movedizo, sentar cabeza e incluso casarse, conseguir trabajo, formar una familia y permanecer en un mismo lugar. Cualquiera de los dos puede ganar esta partida, pero generalmente le toca a Libra. Se complementan, porque tú no te fijarás en un hombre que se encuentre debajo de tu nivel intelectual y un Géminis casi nunca sacrificará su preciosa libertad por una mujer que no es capaz de generar pensamientos fantásticos. Géminis, después de cambiar de pareja como de corbata, se siente por primera vez con una mujer que es su digna competidora de su astucia y que le paga con la misma moneda. Después de casarse, enamorado de tus nobles y elegantes maneras, de tus gestos delicados y persuasivos, se encontrará con un comandante general de las huestes femeninas.
Libra es un signo con características masculinas y se las arreglará para salirse siempre con la suya. Te sentirás mal cuando él te desenmascare sin piedad, pero la lucidez de este hombre es extraordinaria. Entonces comenzará a sentirte como a una rival peligrosa porque eres experta en ponerlo en inferioridad de condiciones, mediante el simple recurso de hacerle perder la paciencia y la objetividad. Deberás serenar el hábito de Libra de luchar “en la guerra como en la guerra y en el amor como en el amor” hasta ganar una contienda. De no ser así, la pareja se desgastará a pesar de toda la seducción que los unió desde el primer momento.
Nacieron bajo signos de Fuego y Tierra, por lo que más que una completa relación física buscarán sosiego y satisfacción. No son muy apasionados y harán el amor con cierto delicado desapegado: un encuentro poético, pero no sensual. El dinero es sólo importante para Géminis cuando no lo tiene. Para ti, en cambio, es importante en razón de los lujos, el confort y la belleza circundante que puede comprar. Aun así, la mezquindad y la avaricia no son rasgos propios del elemento Aire, de modo que tendrán pocas disputas en este contexto, a menos que Géminis dilapide el dinero en apuestas muy arriesgadas. Es probable que sus hogares estén poblados de música, flores, libros y niños. Viajarán todo lo que puedan y los parientes de ambos ocuparán un lugar importante en su relación. Discreparán con respecto a la religión y á la educación de los hijos. El Aire de Géminis se tornará brumoso de vez en cuando, pero tendrán la ocasión de echarse nuevamente el uno en brazos del otro para perdonarse mutuamente, después de una pelea, aunque ésta haya sido grave. Y volverán a empezar. El te enviará flores y tú le dirás que en sus ojos aparecen pequeñas estrellas cuando se excita. Olvidarán sus defectos y analizarán, una vez más, las razones por las que se aman. Terminarás descubriendo que el enigma está en que él es un par de Gemelos, dos hombres en uno. Tratarás de equilibrarlos y aunque no lo logres por completo, te aproximará a la magia de Géminis mucho más que una mujer de otro signo.