Las mujeres Cáncer del primer decanato y el Amor

Convertirse en madre es para ella una necesidad tan vital que a veces la induce a cometer errores sentimentales; puesto que, desde muy joven, sueña con un único hogar y único hombre.

Ahora bien, por lo que a ella se refiere, cuanto más dura una relación, más posibilidades tiene de durar, cualquiera que sea su naturaleza. Por ello, el ser que ame será a la fuerza el hombre de su vida.

Sin embargo, en términos absolutos, no puede evitar ser idealista y soñar con un príncipe azul, que no necesariamente será el padre de sus hijos. Sueña con él, pero no lo encuentra, puesto que no posee los recursos para vivir sus sueños.

Y para ella pasar una página de su pasado supone tal desgarramiento visceral que prefiere ni pensarlo. Por tal razón, en la vida cotidiana, a veces es bas-tante caprichosa y emotiva, víctima de sus reacciones in-fantiles excesivas y con una necesidad, por tanto, de que la consuelen y la protejan.

Volver a Cáncer