Las mujeres Géminis del segundo decanato y el Amor

El aspecto agradable, encantador, sociable y maleable de su carácter a menudo nos hace olvidar que es muy idealista, especialmente en su vida amorosa.

Por eso, normalmente, en su juventud, mariposea, se deja seducir y amar más de lo que ella misma ama.

Se puede considerar que pasa por una fase progresiva e indispensable de aprendizaje del amor o iniciación de sus propios sentimientos; puesto que, en el fondo, aspira más a amar que a ser amada y quiere ser amada incondicionalmente para, a su vez, experimentar sentimientos dignos de ella y de sus ambiciones al respecto.

Y desde el momento en que conoce al ser que debe convertirse en su pareja, es muy fiel, incluso exclusiva, aunque no lo exprese. En efecto, a veces tiene reacciones posesivas y susceptibles a flor de piel, incluso a veces violentas.