Los hombres Géminis del tercer decanato y la Amistad

En sus relaciones amistosas, por otro lado, al igual que en todas las que entabla o cultiva, es mucho más apasionado, íntegro y exclusivo de lo que aparenta. En efecto, es sociable, comunicativo, tiene amplitud de miras, como suele decirse, pero su espíritu es coherente y le gusta reflexionar de forma racional, no de forma vaga.
Tiende bastante a hacer girar todo a su alrededor o a pasarlo todo por los filtros selectivos de su intelecto. En él, pues, la razón siempre domina por encima de la sensibilidad, incluso sus emociones pueden ser «cerebrales». Sin embargo, cada vez que están enjuego sus sentimientos —y en la amistad también se trata de sentimientos, sobre todo por lo que a él se refiere-, es muy entusiasta.
Es como si esperase que sus amigos fueran incondicionales, no debieran decepcionarle nunca y tuvieran que reflejar una imagen gratificadora y estimulante de sí mismo. En tal caso, esta espera puede volverle desconfiado o ser la causa de algunas decepciones.