Madre Géminis e hijo Escorpio

Si es un niño, tienen relaciones complicadas, pero no dejan de tener interés. Intelectualmente, el hijo tiene una marcada tendencia a despegarse de la madre muy pronto, pero sentimentalmente no puede pasar sin ella.

Entonces, ella se adapta a su juego de bumerán y sigue siendo su juguete.

Si es una niña, a menudo defiende la opinión contraria a lo que dice o hace su madre, por desafío o por pura provocación, de no ser así, su madre a veces está distante o muy ausente, lo que no facilita sus relaciones que, en todo caso, siempre son inconformistas.