Madre Géminis e hijo Géminis

Si es un niño, sus relaciones cambian tan a menudo de registro como sus humores.

Normalmente tienen las mismas preocupaciones y centro de interés, pero el hijo es más independiente que la madre.

Si es una niña, las palabras, las ideas, las impresiones y los sentimientos que intercambian parecen una auténtica partida de ping-pong.

Sin embargo, no tienen necesidad de hablar para comprenderse.