Padre Géminis e hijo Aries

Si es un niño, son muy cómplices a la hora de planear proyectos y lanzarse a ellos juntos. El hijo aprecia el espíritu abierto de su padre, pero es más moralista que él.

El padre admira la capacidad de acción de su hijo, pero su entusiasmo le inquieta.

Si es una niña, carece totalmente de objetividad respecto a su padre.

Le encuentra muy inteligente, pero aspira a vivir las cosas con más sencillez, lanzarse a la vida a cuerpo descubierto. El la vuelve más reflexiva. Ella le hace a veces más audaz.