Padre Géminis e hijo Escorpio

Si es un niño, está muy marcado o impresionado por la doble naturaleza de su padre, lo que le induce a no fiarse jamás de las apariencias, a mostrarse curioso y con un sentido crítico temible.

Si es una niña, es especialmente sensible al espíritu de su padre, pero se revela más instintiva y menos cerebral que él.

Siente y experimenta de forma intuitiva lo que él percibe de forma intelectual.