Padre Géminis e hijo Géminis

Si es un niño, tienen exactamente el mismo carácter, pero esto es lo que hace distinguir al hijo del padre y que no se parezcan en nada.

Por eso, sus relaciones normalmente son enriquecedoras, hermosas y muy animadas.

Si es una niña, ella no tiene que hacer ningún esfuerzo para parecerse al padre.

De hecho, físicamente casi siempre se parece a su madre, pero, en un plano psicológico, es la réplica exacta de los comportamientos y actitudes de su padre. Adoran jugar juntos.