Padre Géminis e hijo Libra

Si es un niño, aprende de las ideas de su padre y se forja sus propias convicciones.

Asimismo, a veces, lo que tiene de indeciso el hijo lo tiene el padre de cambiante. Pero tienen la misma flexibilidad de espíritu.

Si es una niña, decir que su padre la quiere sería decir poco. De hecho, la adora.

En padre, que a menudo hace suyas; y aunque no posea su fantasía, hereda de él un sentido crítico que, en la hija, a veces se vuelve intransigencia.