Sol en Géminis Luna en Leo

La personalidad se resiente un poco, ya que no hay suficiente firmeza en la base para sostener las inclinaciones de Leo.
Por lo tanto, es probable que haya excesiva impulsividad y que los afectos se alteren con suma facilidad.
En consecuencia, el nativo fluctúa: a veces tiene mucha confianza en sí mismo y esperanza, trabaja bien y logra mucho, pero en otras ocasiones siente que posee poderes mayores que podría expresar; comprende pero tarda en entrar en acción. Su imaginación es activa y existe vocación poética y traumaturga.
Esta combinación otorga tendencia fatalista y propensión a la hipocondría. La afectividad es viva pero hay un pequeño afán de exhibirse, aunque su simpatía es grande.
El nativo posee cualidades literarias orientadas hacia la ficción, etcétera.

Volver a Géminis