Hombre Leo Mujer Acuario

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Acuario y un hombre Leo?

El hombre Leo tendrá la fortaleza de quedarse perplejo y confundido ante la mujer Acuario, pero simulará no haberlo notado. Sabe que si muestra su desconcierto podría creer que es débil, así que aparentará tomar las excentricidades de la Acuario con un gesto imperturbable y hasta condescendiente. En realidad, lo tienes enloquecido porque nunca conoció a alguien que siquiera se pareciera a ti.
Por supuesto, cuanto más imperturbable se mantenga él, más incentivarás tu fantasía para sorprenderlo y enterarte, de una vez por todas, cómo es este roble cuando pierde el aplomo. Estás fascinada con este hombre imperturbable. Pero tú lo admiras porque previene el peligro y lo neutraliza, hace frente a cualquier enemigo y no le tiene miedo a nada. Sabes que pertenece a un signo de Fuego e insistes para que deje ver toda su fiereza de León. Ambos tienen ideas opuestas. El Sol de él es masculino, como tu planeta regente, Urano. Todo esto genera vibraciones positivas, agresivas, tenaces y exige que se esfuercen para incorporar algunas de las virtudes llamadas “femeninas” como la paciencia, la ternura y la tolerancia. Tú no entiendes por qué le interesa tanto su imagen, lo mismo que su necesidad perentoria de ser tratado como un rey, cuando, en general, optas por lo informal y no te interesa lo que piensa la gente con respecto a tu persona. Sabes que es suficiente con respetarte a ti misma, sabia filosofía de Urano, que cuando Leo está tranquilo puedes tratar de inculcarle. Como eres de Aire puedes avivar el Fuego del León y hacer que una discusión termine en una verdadera fiesta.
Trata de no envidiarle su libertad de expresión, su magnetismo natural, su necesidad de goce físico y, especialmente, de no competir para ver cuál de los dos llega más lejos. Como el León suele asociar las emociones poderosas con el deseo sexual, puede ocurrir que después de una pelea, se renueven en él y en ti, deseos poderosos que terminan en la consumación del amor por una necesidad tácita. Después reinará la calma, mejor que antes, inclusive.
Tienes que ser su compañera más que su adversaria. Aun así, los unirá una química sexual poderosa que permanecerá inmutable a pesar de las tensiones de la relación. Se harán regalos valiosos y sorpresas excéntricas. Compartirán viajes, creatividad y planes, pero tendrán que cuidarse de la acumulación de celos que después los hace estallar en furiosas discusiones. Como tú tienes siempre la mente ocupada en muchas actividades, no descuides la atención que este hombre necesita o se volverá apático. La astrología nos dice que Leo es sabio siempre que lo adoren como a un dios porque, en caso contrario, se volverá de hielo, y tú sabes que siempre hay otra mujercita muy bien dispuesta a derretir a un atractivo señor decepcionado. Lo ideal es que tú seas el tercer amor de un León y que él sea el primero para ti. Acuario siempre recuerda con nostalgia su primer amor y el número tres para el León es su punto final.