Las mujeres Leo del primer decanato y la Amistad

Con ella no existen las medias tintas: confía o no confía. Y hay que admitir que no confía fácilmente. No es que sea desconfiada, sino más bien elitista, quizá sin darse cuenta, en todo caso muy exigente y bastante intransigente, al menos en la forma; puesto que en el fondo es mucho más receptiva de lo que parece.
Pero como siempre quiere tener un autodominio y no soporta la mediocridad, ni dejar de estar a la altura de una situación o de las circunstancias y carece de tacto diplomático, a veces prefiere encerrarse en sí misma, escudarse en su dignidad y dar la impresión de ser autosuficiente. Dicho esto, cuando se compromete en una relación de amistad, siempre es por algo. Es muy constante, muy recta y siempre está atormentada por una especie de miedo a no gustar que la hace muy entregada a sus amigos.