Las mujeres Leo del primer decanato y la profesión

Es apasionada, fogosa, valiente, resistente, pero siempre quiere mandarle a todo el mundo. Le cuesta mucho, pues, permanecer en un puesto de subordinada, pues está más dotada para dirigir que para obedecer.
Tal vez sea simplemente porque es muy rigurosa y disciplinada, pero también porque tiene una nefasta tendencia a querer tener la razón siempre y decir la última palabra.
Sin embargo, hay que admitir que normalmente sabe hacer u obtener lo que quiere con una facilidad desconcertante, simplemente porque está muy decidida, tiene una verdadera fuerza de carácter y porque es raro que le rechacen algo. Sin embargo, también se le puede reprochar su falta de tacto o de flexibilidad, mientras por otro lado, hay que reconocerle una integridad absoluta y una gran eficacia en su trabajo.